Economía y Negocios
Tendencia

Remesas crecerán en 2024, tras un regular 2023

El Banco Mundial prevé que las remesas hacia países de ingresos bajos y medianos crecerán a un ritmo más rápido en 2024, del 2,3%, aunque este crecimiento no será igual en todas las regiones.

EYNG, 05/2024. Tras un período de fuerte crecimiento durante los años 2021 y 2022, los flujos de remesas enviados oficialmente hacia países de ingresos bajos y medianos se moderaron en 2023 y alcanzaron una cifra estimada de US$ 656.000 millones, según un reciente informe sobre migración y desarrollo publicado por el Banco Mundial.

Según el organismo, la modesta tasa positiva del 0,7% reflejó grandes variaciones en el crecimiento entre regiones, pero las remesas continuaron siendo una fuente crucial de financiamiento externo para los países en desarrollo en 2023 y contribuyeron a fortalecer las cuentas corrientes de varias naciones que luchan contra la inseguridad alimentaria y los problemas de deuda. En 2023, las remesas superaron a la inversión extranjera directa y a la asistencia oficial para el desarrollo.

De cara al futuro, el Banco Mundial prevé que las remesas hacia países de ingresos bajos y medianos crecerán a un ritmo más rápido en 2024, del 2,3%, aunque este crecimiento no será igual en todas las regiones. Entre los posibles riesgos a la baja para estas proyecciones figuran un crecimiento económico menor de lo previsto en los países de ingresos altos que reciben a migrantes y la volatilidad de los precios del petróleo y de los tipos de cambio.

Las remesas en 2023

En 2023, los flujos de remesas aumentaron más en América Latina y el Caribe (7,7%), seguida de Asia meridional (5,2%) y Asia oriental y el Pacífico (4,8%, excluida China). En África subsahariana se registró un ligero descenso del 0,3 %, mientras que en Oriente Medio y Norte de África se observó una caída de casi un 15 % y en Europa y Asia central, de un 10,3 %.

El alto costo de las remesas

Según el reporte del Banco Mundial, el envío de remesas sigue siendo demasiado costoso. En el cuarto trimestre de 2023, el costo promedio mundial de enviar US$ 200 fue de 6,4% del monto enviado, valor ligeramente superior al 6,2% de 2022 y muy por encima de la meta del 3% establecida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Las remesas digitales tuvieron un costo más bajo, del 5%, en comparación con el 7% de los métodos no digitales, lo que pone de relieve los beneficios de los avances tecnológicos para reducir la carga financiera de los migrantes.

Tendencias regionales de las remesas

Asia oriental y el Pacífico

Las remesas a Asia oriental y el Pacífico, excluida China, aumentaron un 4,8% y alcanzaron los US$ 85 000 millones en 2023. Las remesas son cruciales para algunas economías insulares del Pacífico como Palau, Samoa, Tonga y Vanuatu. Cabe destacar que Tonga fue el país más dependiente del mundo, ya que las remesas representaron el 41% del producto interno bruto. Sin contar a China, se prevé que los flujos de remesas hacia la región aumentarán un 3,2% en 2024.

De otro lado, el costo de enviar US$ 200 a la región promediaba un valor del 5,8 % a fines de 2023, con costos de hasta el 17,1% en el corredor más caro.

Europa y Asia central 

Se calcula que los flujos de remesas hacia Europa y Asia central disminuyeron un 10,3% y se ubicaron en los US$ 71 000 millones en 2023. Esta caída estuvo impulsada por la reducción de las transferencias de Rusia a muchos países de Asia central. Además, la invasión rusa a Ucrania contribuyó a que las remesas a Ucrania y Rusia fueran menores de lo previsto. Se estima que los flujos de remesas hacia la región caerán un 1,9% en 2024.

Cabe señalar que el costo de enviar US$ 200 a la región (excluida Rusia) alcanzó un promedio del 6,7%, frente al 6,4 % del año anterior.

América Latina y el Caribe

En América Latina y el Caribe, se estima que los flujos de remesas se desaceleraron al 7,7% en 2023 y se ubicaron en US$ 156.000 millones, pero continúan estando respaldados por la solidez del mercado de trabajo de Estados Unidos. México recibió USD 66 200 millones, lo que representa un aumento del 7,8%; con este valor mantiene su posición como el principal receptor de la región.

El crecimiento regional fue muy variado, desde un aumento del 44,5% en Nicaragua hasta una disminución del 13,4% en Argentina. Se espera que los flujos de remesas hacia la región aumenten un 2,7% en 2024.

Cabe destacar que el costo de enviar US$ 200 a la región fue del 5,9% en promedio, prácticamente el mismo valor que el año anterior.

Oriente Medio y Norte de África 

Las remesas a Oriente Medio y Norte de África cayeron un 15% y se ubicaron en los US$ 55 000 millones en 2023, sobre todo debido a la fuerte disminución de los flujos hacia Egipto. Es probable que la divergencia entre los tipos de cambio oficial y paralelo haya hecho que las remesas se desviaran a canales no oficiales. Según se informa, los flujos oficiales con destino a Egipto repuntaron después de que se unificaron los tipos de cambio en marzo de 2024.

Es importante precisar que los flujos de remesas entre los países de la región se vieron afectados por la desaceleración del crecimiento en los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Se espera que los flujos se recuperen un 4,3 % en 2024. Por otro lado, el costo de enviar US$ 200 a la región fue, en promedio, del 5,9%, valor inferior al 6,7% registrado el año anterior.

Asia meridional 

Los flujos de remesas a Asia meridional aumentaron un 5,2% en 2023 hasta alcanzar los US$ 186 000 millones, lo que constituye una caída respecto del aumento de más del 12% registrado en 2022. El crecimiento estuvo impulsado por India, que registró un aumento del 7,5% y alcanzó los US$ 120.000 millones, gracias a la solidez de los mercados laborales de Estados Unidos y Europa.

“La disminución de los flujos de salida de los países del CCG, afectada por la caída de los precios del petróleo y los recortes de producción, contribuyó a la desaceleración. Se estima que las remesas crecerán un 4,2 % en 2024”, explicó el Banco Mundial

De otro lado, el costo de enviar US$ 200 a la región fue, en promedio, del 5,8 %, valor superior al 4,2% registrado el año anterior.

África subsahariana 

Finalmente, los flujos de remesas hacia África subsahariana alcanzaron los US$ 54 000 millones en 2023, lo que representa una ligera disminución del 0,3 %. Según el Banco Mundial, las remesas constituyeron un respaldo para las cuentas corrientes de varios países africanos que lidiaban con inseguridad alimentaria, sequías, interrupciones en las cadenas de suministro, inundaciones y dificultades en el servicio de la deuda. Entre los países que dependen en gran medida de las remesas se encuentran Gambia, Lesotho, Comoras, Liberia y Cabo Verde. Se estima que las remesas crecerán un 1,5 % en 2024.

Es importante destacar que el costo de enviar US$ 200 a la región asciende, en promedio, al 7,9%, casi el mismo valor que el año anterior.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad