Economía y Negocios
Tendencia

¿Cuáles son los riesgos clave para las empresas en 2024?

La incertidumbre geopolítica, las restricciones comerciales y la divergencia en torno a la IA son los "mayores riesgos" para el crecimiento de las empresas globales, según el informe Top Risks Forecast 2024, de KPMG International.

EYNG, 10/06/2024. Las empresas que operan a través de fronteras se enfrentan a una desaceleración del crecimiento y a una batalla cada vez mayor por la sostenibilidad a largo plazo, según el informe Top Risks Forecast 2024, de KPMG International. Los hallazgos del informe arrojan luz sobre los desafíos multifacéticos y complejos que enfrentan las empresas que buscan crecer internacionalmente en un momento de creciente divergencia en materia de regulación, conflictos, avances tecnológicos e incertidumbre política.

El informe identifica los tres riesgos más críticos para las empresas en este momento, conocidos como «resultados finales», que probablemente afectarán las operaciones este año y en adelante:

1. Restricciones de políticas comerciales

Las restricciones al comercio global han ido en aumento, con aproximadamente 3.000 restricciones impuestas, casi triplicándose desde 2019. Esta tendencia de políticas comerciales proteccionistas plantea desafíos para las organizaciones que operan en los mercados internacionales.

Estas restricciones pueden crear barreras y obstaculizar el crecimiento económico, afectando las cadenas de suministro y el acceso a los mercados. Las organizaciones deben estar preparadas para sortear estas restricciones de política comercial y explorar estrategias alternativas para mitigar posibles perturbaciones.

2. Vulnerabilidad que exige resiliencia operativa

El panorama geopolítico se caracteriza por una creciente vulnerabilidad, impulsada por diversos factores como los rápidos avances tecnológicos, el cambio climático y las tensiones geopolíticas. En 2023, la asombrosa cifra de 91 países estuvieron involucrados en algún tipo de conflicto, un aumento significativo con respecto a los 58 en 2008.

Esta escalada del conflicto tiene un impacto del 12,9% en el PIB global. Para mitigar los riesgos asociados con la vulnerabilidad, las organizaciones deben priorizar la resiliencia operativa. Esto implica implementar prácticas proactivas de gestión de riesgos, realizar planificación de escenarios, diversificar las cadenas de suministro y fortalecer las medidas de ciberseguridad.

Brechas en la gobernanza de la IA

La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una fuerza transformadora en todas las industrias al punto que las empresas han multiplicado su inversión en ella por más de cinco entre los años 2013 y 2023. En ese contexto, el informe de KPMG advierte que, si bien la IA presenta inmensas oportunidades, también genera brechas en la gobernanza que las organizaciones deben abordar. «El despliegue de IA ético y responsable es crucial para mantener la confianza entre las partes interesadas. Las organizaciones deben priorizar la transparencia, la rendición de cuentas y la justicia en sus sistemas de IA para mitigar los riesgos potenciales y garantizar su integración responsable en sus operaciones», señala.

Riesgos para empresas: Sectores más afectados 

El equipo de expertos geopolíticos y jefes de sectores globales de KPMG también desarrolló un mapa de calor que analiza el impacto de los principales riesgos en sectores clave individuales. El análisis revela que la industria mundial de la energía y los recursos naturales es la más expuesta a riesgos, impulsados ​​especialmente por la incertidumbre en el Medio Oriente y la creciente politización del acceso a minerales y recursos cruciales. La industria de infraestructura y los servicios financieros ocupan el segundo y tercer lugar, y ambos enfrentan amenazas de brechas en la gobernanza de la IA y crecientes obstáculos económicos.

En el análisis de KPMG, el sector de Energía y Recursos Naturales también registró el puntaje más bajo en el Índice de Desempeño Financiero (FPI) entre todos los sectores. El FPI, una medida de la salud financiera, se basa en datos de más de 40.000 empresas en todo el mundo. Una puntuación más baja sugiere un desempeño deficiente y una posible inestabilidad financiera dentro del sector. Este bajo rendimiento pone de relieve la urgente necesidad de que las empresas de este sector revalúen sus estrategias, gestionen los riesgos de forma eficaz y se adapten a las condiciones cambiantes del mercado para mejorar su salud financiera.


«Sólo el año pasado, 91 países estuvieron involucrados en algún tipo de conflicto, lo que provocó un impacto de casi el 13% en el PIB mundial, según datos del Instituto para la Economía y la Paz. Hasta cierto punto, la pandemia de la COVID-19 fue un ensayo de algunos de los riesgos más amplios y las amenazas profundas que enfrentan las empresas en la actualidad. Los líderes han desarrollado cierto grado de resiliencia pero, por primera vez en la historia moderna, enfrentan desafíos en múltiples frentes: desde conflictos hasta regulaciones complejas, cambio climático y una adopción ‘parcial’ de la IA en diferentes naciones y regiones».

Stefano Moritsch, líder de Geopolítica Global en KPMG International

Pasos que deben seguir las empresas para aminorar los riesgos

Dado que los datos del FMI revelan que las restricciones al comercio mundial casi se han triplicado a 3.000 desde 2019, está claro que las empresas se enfrentan a una nueva realidad. El informe de KPMG establece cinco primeros pasos que los directores ejecutivos pueden dar hoy:

  1. Realizar una evaluación integral de riesgos.
  2. Manténgase informado y siga los acontecimientos geopolíticos
  3. Diversificar las cadenas de suministro
  4. Mejorar la resiliencia operativa
  5. Fomentar relaciones sólidas con las partes interesadas.

«Los datos pueden ser una lectura aleccionadora para los líderes empresariales, pero hay acciones que pueden tomar hoy para garantizar la viabilidad y sostenibilidad a largo plazo. Los CEO y otros altos ejecutivos necesitan centrarse en la eficiencia y la seguridad de las cadenas de suministro, mientras navegan por complejas políticas industriales y medidas comerciales nacionales. El beneficio por sí solo ya no puede ser la única consideración», advierte Stefano Moritsch.

«En cuanto a la política de IA, también es evidente que estamos viendo diferentes enfoques en diferentes territorios. Corresponde a las empresas tomar la estrategia de IA en sus propias manos, en lugar de esperar a un marco regulatorio global armonizado en el contexto de un mundo multipolar. Y en materia de regulación, incluida la ESG, los líderes empresariales deberían desarrollar o adoptar las herramientas disponibles para proporcionar análisis en vivo de las amenazas y nuevas reglas para mantenerse a la vanguardia. Para sortear eficazmente los riesgos geopolíticos, las organizaciones y sus líderes deben, en última instancia, tomar medidas proactivas hoy para mitigar los desafíos potenciales del mañana», puntualizó.

Para leer el informe completo clic aquí.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba