Economía y Negocios
Tendencia

¿Qué pasaría si Perú pierde el grado de inversión?

S&P rebajó la calificación de Perú a BBB- debido a que la incertidumbre política limita el crecimiento. Una siguiente rebaja haría que el Perú pierda el grado de inversión.

EYNG, 26/04/2024. La incertidumbre política que experimenta Perú desde hace varios años y que en el camino causó renuncias y destituciones de presidentes e incluso un autogolpe de Estado que ocasionó una fuerte convulsión social a fines de 2022 e inicios de 2023, continúa erosionando las perspectivas de crecimiento del país. Ello al punto de que la nación andina se encuentra ahora a un paso de perder el grado de inversión que tanto le costó ganar hace poco más de diez años

El jueves 25 de abril, S&P Global Ratings rebajó la calificación de Perú hasta BBB- desde BBB, debido a que la agitación política pesa sobre la confianza de los inversores, frenando las perspectivas de crecimiento y limitando la capacidad del país para reconstruir las reservas fiscales. Si bien la calificadora señala que la perspectiva del país es estable, BBB- es la calificación de grado de inversión más baja. La última vez que S&P rebajó la calificación peruana fue en 2022

«Esperamos que el complejo panorama político del Perú persista en el período previo a las próximas elecciones presidenciales y del Congreso. En nuestra opinión, esto, a su vez, limita la capacidad del gobierno para implementar políticas más oportunas para impulsar las perspectivas de inversión y crecimiento económico. Las persistentes incertidumbres políticas plantean un costo de oportunidad para el crecimiento a pesar de los precios favorables del cobre», señaló S&P a través de un comunicado.

«El crecimiento moderado, especialmente en términos per cápita, limitará la mejora de las condiciones socioeconómicas del Perú. Perú ya tiene niveles de ingreso más bajos que muchos pares regionales y con calificaciones similares. El crecimiento moderado también limita la resiliencia para capear nuevos shocks», agregó.

¿De qué depende que la calificación suba o baje?

La calificadora advirtió que podría bajar nuevamente la calificación del Perú en los próximos dos años si hay un cambio pronunciado en la política económica que precipite un mayor deterioro en la confianza de los inversores y las perspectivas de crecimiento. Añadió que un menor crecimiento podría, a su vez, ejercer una presión adicional sobre los déficits fiscales y acelerar un aumento de la carga de la deuda.

Asimismo, S&P resaltó que la calificación del Perú podría aumentar en los próximos dos años si las condiciones políticas estables apoyan una ejecución efectiva de políticas que impulsen la inversión y las perspectivas de crecimiento económico.

¿Qué pasa si Perú pierde el grado de inversión?

Cuando un país pierde el grado de inversión, significa que las agencias calificadoras de riesgo han rebajado la calificación crediticia del país, lo que indica que consideran que existe un mayor riesgo de que el país no cumpla con sus obligaciones financieras. Esto puede tener una serie de consecuencias negativas tanto para la economía del país como para sus ciudadanos.

1. Costo del endeudamiento

Una de las primeras consecuencias es que Perú tendrá que pagar tasas de interés más altas cuando busque financiamiento en los mercados internacionales. Esto se debe a que los inversores considerarán que prestarle dinero al país es más riesgoso, por lo que exigirán una mayor compensación por el riesgo asumido. Esto puede encarecer la deuda pública del país y dificultar su capacidad para financiar proyectos de infraestructura, servicios públicos o programas sociales.

2. Inversión extranjera

La pérdida del grado de inversión puede desalentar la inversión extranjera directa (IED) en Perú. Las empresas extranjeras pueden ver al país como un lugar menos atractivo para invertir, lo que puede reducir los flujos de capital hacia sectores clave de la economía, como la industria manufacturera, la minería, el turismo o la tecnología. Esto puede afectar negativamente el crecimiento económico y la creación de empleo en el país.

3. Fuga de capitales

Los inversionistas nacionales y extranjeros pueden perder la confianza en la economía del Perú y optar por sacar su dinero del país en busca de activos más seguros. Esto puede provocar una fuga de capitales, lo que reduce la liquidez en el país y puede llevar a una depreciación de la moneda local, aumento de la inflación y disminución de las reservas internacionales.

4. Desaceleración económica

La pérdida del grado de inversión puede generar incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros y en la economía en general. Esto puede desencadenar una desaceleración económica, ya que las empresas posponen inversiones y los consumidores reducen el gasto ante la incertidumbre sobre el futuro económico del país. Además, la reducción del acceso al financiamiento puede dificultar la ejecución de proyectos de infraestructura y desarrollo, lo que puede afectar el crecimiento económico a largo plazo.

5. Aumento del desempleo y la pobreza

Una economía más débil y con menor crecimiento económico puede conducir a un aumento del desempleo y la pobreza. Las empresas pueden reducir la contratación o recortar personal para compensar la disminución de los ingresos, lo que puede afectar el nivel de vida de los ciudadanos y aumentar la desigualdad económica y social.

En resumen, la pérdida del grado de inversión puede tener efectos significativos y perjudiciales en la economía y la sociedad peruana, desde el aumento del costo del endeudamiento y la desaceleración económica hasta el aumento del desempleo y la pobreza. Es importante que los gobiernos tomen medidas para restaurar la confianza de los inversionistas y mejorar la salud económica del país. Esto puede implicar políticas fiscales y monetarias prudentes, reformas estructurales, lucha contra la corrupción y promoción de la transparencia y la estabilidad institucional.


 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba