Management
Tendencia

Los retos en la gestión de nóminas en América Latina

Los procesos de Recursos Humanos como atracción, contratación e incorporación de talento, así como la gestión de nóminas, han comenzado a digitalizarse de forma acelerada.

Tanto en América Latina, como en el resto del mundo, los procesos de Recursos Humanos como atracción, contratación e incorporación de talento, así como la gestión de nóminas, han comenzado a digitalizarse de forma acelerada, para hacer frente a la situación actual, derivada de los cambios ocurridos durante los tres últimos años.

En lo que respecta a la gestión de Nómina, en América Latina, algunas de las problemáticas identificadas ligadas a esta función son la entrada en vigor de nuevas leyes, dificultad para reclutar responsables de nómina competentes en el sector digital, aumento de la rotación de personal y la actualización constante de las bases de datos de colaboradores.

Por ello, desde Cegid, proveedor mundial de soluciones de gestión empresarial en la nube para los sectores finanzas (ERP, tesorería, impuestos), Recursos Humanos (Nómina y gestión del Talento), Contabilidad, Retail, Emprendedores y Pequeñas Empresas, se considera que, para los equipos de nómina, los principales retos son reducir el costo de los procesos, reforzar la seguridad de los datos y mejorar su rendimiento.

Gestión de nóminas: Anticipar antes que lamentar

La reciente crisis puso de manifiesto las debilidades en la gestión de nómina tradicional, como problemas de fiabilidad y falta de precisión. Además, ante el surgimiento de nuevas regulaciones, los errores se pueden producir rápidamente, por lo que anticiparlos y reducir su impacto es fundamental.

Por ejemplo, las diferencias en materia de reglamentación pueden afectar a las tasas de imposición, las cotizaciones sociales, las vacaciones pagadas, los salarios mínimos, las ausencias, etc., y generar consecuencias tanto para los trabajadores como para la empresa en su conjunto.

“Cada país de América Latina tiene sus particularidades en materia de Nómina y Administración Laboral. Si tomamos como ejemplo la implementación de la nómina electrónica veremos que los países han regulado este tema en diferentes momentos. Por ejemplo, Colombia, durante 2021; y otros, como Chile y México, que han puesto en vigor esta normativa desde el 2017. Otro claro ejemplo podrían ser las normativas ligadas al teletrabajo surgidas en el marco de la pandemia: cada país de la región tiene una reglamentación diferente. Por tanto, se torna complejo realizar un seguimiento regional y local riguroso y regular para estar al día con las normas que entran en vigor en cada país”, advierte Marina Ierace, directora de la unidad de negocio HCM, Cegid en América Latina.

Agrega que, además, el aumento de reclamaciones y/o de demandas de información al servicio de RR.HH. conduce a la movilización de los equipos. Lo que demanda tiempo para verificar y eventualmente corregir los errores cometidos, siendo un distractor de funciones realmente importantes.

Herramientas tecnológicas para gestionar nóminas

«En cuanto al aumento de la rotación, los empleados descontentos pueden comenzar a albergar sospechas sobre la empresa y perder su confianza en la misma cuando no se sienten “parte” de la empresa o cuando no hay claridad en la liquidación del salario, lo que afecta a la fidelización del talento y a la reputación de la compañía, que puede resultar dañada por irregularidades en la gestión laboral», resalta la especialista.

En ese sentido, señala que, para evitar consecuencias como dificultad para reclutar, pérdida de atractivo y tensiones entre los equipos, emplear una herramienta innovadora y segura puede ser de gran ayuda. «Una tecnología que simplifique las tareas repetitivas y sintetice todos los datos sociales, sin que la diferencia de medidas adoptadas en los diferentes países en los que se opere sean un obstáculo», destaca Ierace.

Asimismo, afirma que la adopción de tecnología permitirá a las empresas y los responsables de nómina garantizar el cumplimiento legal, reglamentario y convencional. Así como automatizar el cálculo de las declaraciones sociales, la generación de declaraciones fiscales, la gestión de horas extra, los recibos de sueldo, el pago de salarios, y la creación de informes con indicadores como la tasa de contratación, la evolución de la masa salarial, tasa de absentismo, tipo de formación, tasa de rotación, etc.

“El uso de una herramienta tecnológica en la nube es sinónimo de aprovechamiento de todas las mejoras y actualizaciones continuas que ofrece la solución, así como también de reducción de costos, agilidad y mayor seguridad de los datos”, señala Ierace. «Los errores de origen humano disminuyen y el servicio prestado por RR.HH. gana credibilidad, misma que se verá reflejada en la mejora de la experiencia del empleado cuando se le provee agilidad y facilidad en el intercambio de información y fluidez en los procesos», puntualiza.

EYNG, 11/05/2023

Automatización en recursos humanos: ¿Inversión o gasto?

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba