Emprendedores
Tendencia

De CEO a emprendedor: Consejos antes de iniciar tu propio negocio

Menos del 30% de la PEA peruana es formal, lo que conduce a que un alto porcentaje elija el autoempleo y tenga la necesidad de emprender, aún con poca formación. Esta es una de las razones por las que muchos pequeños negocios no perduran en el tiempo.

Cada vez hay más peruanos dispuestos a crear su propio negocio por la poca oportunidad de trabajo formal, también impulsados por la creatividad, empuje y vocación al trabajo, encontrando una oportunidad en contextos adversos.

Según DATUM, el 55% de la población peruana labora en un emprendimiento propio y de este porcentaje, el 45% empezó durante la pandemia. Esa cualidad resiliente ante la necesidad económica nos caracteriza desde hace décadas, conformando así, la gran fuerza económica que nos permite virar cualquier tipo de crisis.

Emprendimientos: Razones comunes, por las que fracasan en sus primeros pasos

Sin embargo, no todos los emprendimientos sobreviven al primer año de su creación. La Cámara de Comercio de Lima (CCL) señala que solo 1 de cada 10 pequeñas empresas se mantiene a flote y las demás no alcanzan su nivel de madurez. Al respecto, Jaime Aguirre Guarderas, director de empresas y chair de Vistage, nos indica algunas razones comunes, por las que muchos emprendimientos fracasan en sus primeros pasos:

  • No haber estimado el aporte de capital inicial correctamente, que permita sostener la primera fase hasta llegar al punto de equilibrio, llegando a la iliquidez y consecuente quiebra.
  • Que el entusiasmo a la hora de dimensionar el mercado haya opacado las dificultades reales que iban a enfrentar, como los diversos gastos de ventas en los que tenían que incurrir, contar con el equipo humano necesario, los plazos de pago de los clientes mayores a lo planeado, el tiempo mayor al esperado en su penetración de mercado y su debilitamiento en caja llevándolos a la insolvencia.
  • Que no tengan una estrategia clara e integral del negocio, como: la falta de identificación de la competencia y la imprecisión de conocer cuál es mi mercado, cómo penetrarlo, qué canales de comercialización voy a usar, cómo me voy a financiar, cómo daré soporte y seguimiento, quiénes deben ser mis aliados estratégicos o proveedores, entre otros.

Tipos de emprendimiento

El experto explica que hay dos tipos de emprendimientos: los que ingresan a brindar un servicio o producto existente y los que entran a proveer algo que aún no existe en el mercado.

“En el caso de un producto o servicio ya existente, se debe tomar en cuenta que ya existe una oferta conocida por los consumidores. Entonces, lo primero es precisar qué ventaja o beneficio vas a ofrecer con respecto a ellos. Luego, debes definir tu organización y funciones, que incluya el segmento de mercado, canales de comercialización, distribución y mediciones que le permitan conducir y corregir. Por último, hay que preparar el caso de negocios, es decir, que proyectar los volúmenes, precios, ingresos, costos y gastos, incluyendo el flujo de caja lo que le permitirá saber cuál debe ser el aporte de capital”, sostiene Aguirre.

Si nos encontramos en el segundo caso, en el que un emprendedor pretende satisfacer una necesidad no cubierta, el chair de Vistage sugiere que, después de haber realizado todo el plan de negocios descrito para el caso anterior, se debe hacer un esfuerzo de difusión, educación e introducción de su bien o servicio en el segmento de mercado al que va dirigido. «La introducción de un nuevo servicio o producto tiene una curva de penetración más baja, por ser algo desconocido, demandará mayor capital inicial, así como una tenacidad y fe de los emprendedores en su proyecto», advierte Aguirre.

Finalmente, el experto señala que a raíz de la convulsión social, es habitual cuestionarse si es favorable o no aventurarse en el mundo emprendedor en estos momentos. “Si bien es cierto que las pequeñas empresas no tienen las espaldas financieras de las más grandes, poseen la gran ventaja de la flexibilidad y la rapidez en corregir que, al tener gastos menores y una organización más pequeña, estas pueden adaptarse con agilidad a nuevas condiciones de mercado y definir alianzas con otras empresas para complementarse”, finaliza Aguirre.

EYNG, 20/04/2023
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba