Columnas

¿Cuáles son las facetas del Interim Management?

La contratación de servicios de Interim Management se puede asociar a ciertas circunstancias específicas de una compañía, en las cuales este tipo de soluciones, se adaptan en forma perfecta, tanto a nivel funcional como económico/financiero.

La contratación de servicios de Interim Management se puede asociar a ciertas circunstancias específicas de una compañía, en las cuales este tipo de soluciones, se adaptan en forma perfecta, tanto a nivel funcional como económico/financiero.

Vamos a realizar un análisis de alto nivel sobre cada una de las circunstancias más comunes, donde se aplica esta modalidad de contratación de ejecutivos.

Las circunstancias mencionadas son problemáticas estratégicas de una compañía que requieren de un perfil profesional cuya vasta experiencia, sus conocimientos y habilidades permitan, con cero margen de error, resolverlas.

Aún cuando tienen varias características comunes, los problemas deben ser abordados desde ángulos distintos:

Cobertura temporal de posiciones

Es una modalidad muy especial de Interim Management ya que sólo tiene por objetivo, cubrir una posición estratégica en forma temporal por una licencia del ejecutivo actual o un reemplazo del mismo por una nueva persona que tome dicha posición en forma permanente.

El tipo de perfil para estas necesidades es muy variado, ya que el requerimiento suele ser la de cubrir la posición de alguno de los líderes del Nivel-C.

En la mayoría de los casos, las empresas realizan esta cobertura con alguna persona de la misma organización, pero cuando se inclinan por un Interim Management, es porque no existen las capacidades internas o se desea probar con este nuevo perfil y la posibilidad de transformarlo en un ejecutivo permanente.

Excepto para este último caso mencionado, el profesional debe mantener el status quo de funcionamiento de la compañía, o sea, no innovar hasta que se incorpore quien tome la posición en forma permanente.

Mejora operativa y de rendimiento

Cuando la necesidad es una optimización operativa de la empresa, se busca incorporar el perfil específico de Nivel-C donde se ha detectado la falta de eficiencia en la organización o donde definitivamente, hay que incorporar habilidades no existentes para fortalecer determinada área y preparar a un nuevo ejecutivo permanente.

El perfil interino contratado bajo este alineamiento es normalmente un ejecutivo con mucha experiencia en esa área y en la misma o similar industria, muy focalizado en la función específica a cubrir, por ejemplo, Manufactura, RRHH, Finanzas, Tecnología, Comercial, Marketing, etc.

En el caso de ser la posición de CEO, la mayoría de las veces, la función del Interim Manager se basa más en el coaching de un ejecutivo actual para asesorarlo en los ajustes del rumbo de la operación y el rendimiento en su conjunto.

Interim Management, Pablo Lieker, management , liderazgo, gestión, estrategia de negocios, transformación de negocios, innovación, I-nnovaGroupSi la situación fuera que la función contratada deba realizar ajustes de mayor envergadura, ya estaríamos hablando de la arista de reestructuración, la cual abordaremos más adelante.

Gestión de crisis

Acá ya entramos en perfiles de ejecutivos que no sólo son muy buenos gestionando en plazos cortos, sino también sumamente especializados en la gestión de crisis, lo cual conlleva un condimento adicional a considerar, que es una experiencia complementaria del Interim Manager.

Un buen ejecutivo tiene incorporado en el desarrollo cotidiano de sus funciones, la prevención de potenciales eventos que generen eventuales crisis. Si una empresa entra en una crisis, es porque no existieron los controles adecuados o preventivos a tal efecto, adicionalmente a una negligencia o falta de experiencia por parte del ejecutivo a cargo de la gestión.

Cuando una compañía ya está inmersa en la crisis, esta afecta a toda la organización, lo cual tiene un impacto integral que debe ser manejado adecuadamente.

Esto hace que se deba recurrir a un ejecutivo que no sólo pueda gestionar un cambio o una mejora en la compañía, sino que deberá adicionalmente resolver la crisis propiamente dicha, desde su raíz hasta sus consecuencias, y la gran mayoría de las veces, debe hacer una ingeniería inversa, primero resolver las consecuencias o potenciales mayores implicancias para, en paralelo, poder gestionar los cambios de raíz que permitan salir de la misma.

Generalmente estos procesos conllevan plazos de 1 a 2 años de trabajo intenso, y de implementar una reestructuración completa de la compañía.

Reestructuración

Los Interim Manager especialistas en reestructuración de compañías tienen una experiencia muy especial, ya que toda consigna de esta envergadura requiere habilidades de gestión del cambio en forma integral en la organización.

Tomando algunos parámetros internacionales, la contratación de Interim Managers de reestructuración se dan en un 74% de empresas que ya están con problemas serios, mientras que en el 26% restante, se hace en organizaciones donde la reestructuración es planificada, preventiva o por decisión del directorio de generar una transformación de negocios.

En todos los casos, el nuevo gestor debe determinar con inmediatez la situación económico-financiera, el equipo con el que cuenta, la situación operativa y comercial. A partir de allí, deberá definir planes de corto y mediano plazo considerando los caminos críticos y contingencias, estipular el equipo con el cual llevará adelante esos planes y consensuar a detalle con el directorio los mismos, así como también los efectos esperados para llegar a los objetivos.

Siempre es necesario que todo esto esté adecuadamente documentado y aprobado por todas las partes responsables, ya que una vez que arranca el proceso de reestructuración, no hay vuelta atrás.

Merger&Adquisition

En este, la figura del Interim Management es muy utilizada, principalmente en las adquisiciones. ¿Por qué?Existen varias causas y todas ellas están íntimamente ligadas, siendo la primera de ellas que, en una adquisición, la faz inicial de toma de control de la nueva compañía es una etapa muy complicada y desgastante.

El mayor desgaste en estas operaciones es la obtención de información del status actual de la empresa con los dueños salientes y teniendo un Interim Manager experimentado en este tipo de trabajos y que conozca la cultura local, resulta un proceso muy eficiente.

También le permite al comprador, evitar los desgastes innecesarios hasta llegar al cierre de la recepción del negocio con el dueño anterior, así como tomarse el tiempo necesario para hacer la selección del candidato que ocupará la posición en forma permanente.

En las operaciones de compra internacional, es habitual que la empresa adquirente tenga por políticas internas, colocar un CEO local, por lo cual la utilización de una función de Interim Management resulta imprescindible para todo el proceso inicial de Due Dilligence y toma de control del negocio adquirido.

De esta forma, el Interim Manager podrá realizar toda la transferencia de conocimiento al nuevo CEO seleccionado y brindarle un comienzo de funciones más confortable con el camino allanado hacia la organización, habiéndose evitado el desgaste inicial.

Lo ideal es que este tipo de perfiles tengan la experiencia en esta modalidad de operaciones, en períodos muy cortos, de alta demanda de obtención de información y detección de potenciales contingencias futuras, así como habilidades de negociación en entornos con alto nivel de expectativa e incertidumbre de los miembros de la organización que está siendo adquirida.

Startups o compañías en punto de inflexión

Para analizar este punto, vale la pena comentar, que un emprendedor no siempre tiene las habilidades de ser también un buen administrador de negocios. Es por eso que, en muchos casos, en un determinado momento de un start up, resulta necesario hacer un cambio en el cual el emprendedor tome un rol de accionista y ceder la gestión ejecutiva del negocio a un buen administrador.

En muchos casos se contrata a un Interim Manager en la función de CEO con experiencia en llevar adelante este nuevo negocio y en el tiempo, se define a través de un proceso de selección, quien será el CEO permanente.

Esto es bueno para un startup porque muchas veces los emprendedores no poseen la experiencia en la definición del candidato ideal para ocupar la posición de gerente de la empresa, pudiendo así ir definiendo mejor, el perfil de la persona que querrían tener a la cabeza de su negocio.

Por otro lado, ocurre el caso de muchas compañías que tienen un crecimiento exponencial, y llegan a un punto de inflexión, en el cual el gerente a cargo no tiene las capacidades y/o habilidades para continuar haciéndolo, y ante el riesgo de un fracaso en ese proceso, resulta una buena alternativa incorporar a un Interim Manager como coach del mismo o que tome las riendas del negocio.

En todos los casos, no he desarrollado el análisis respecto a la impronta personal de cada tipo de Interim Manager, pero más allá de la experiencia, los conocimientos y las habilidades, es un factor que juega un papel importante en el desarrollo de la función.

Sin duda alguna, es imperativo lograr una buena empatía con el directorio o los accionistas de la empresa, para mantener un vínculo que permita desarrollar el proyecto de transformación con los apoyos y consensos adecuados teniendo en cuenta que en muchos casos, deberá tomar decisiones que no agraden a muchas personas, pero que son imprescindibles a la hora de salvar la compañía.


Otras columnas del autor:

¿Qué es el Interim Management?

El Interim Management es una solución sumamente poderosa para la resolución de problemas estratégicos de gestión en una compañía, basado en la contratación de un servicio de gerenciamiento interino y temporal de una función clave determinada.


EYNG, septiembre de 2022
Mostrar más

Pablo Lieker, CEO de I-NNOVAGROUP

Pablo es un profesional con más de 30 años de experiencia internacional en posiciones ejecutivas en compañías de porte global como Deloitte, KPMG, Bearing Point, Aktio, Neoris, Mercedes Benz, PepsiCo, BASF y Siemens. Desarrolló su carrera profesional en diversas industrias para posteriormente incursionar en el ámbito de la consultoría de negocios y tecnológica, para volcar toda su experiencia en el asesoramiento a compañías y empresarios. Su perfil se ha focalización en estrategia y desarrollo de liderazgo de organizaciones basado en la potencialización de equipos de trabajo de alta performance, liderando cambios en ambientes de negocios de alta competitividad a través de la innovación. Desde el ano 2013, es el CEO de I-NNOVAGROUP, compañía que posee tres unidades de negocio, I-NNOVA Advisory, consultora integral de servicios profesionales, I-NNOVA Digital Transformation, empresa derivada de la consultoría hacia el ámbito de la generación de servicios y productos basados en la transformación digital e I-NNOVA Relocation, organización especializada en servicios integrales de realocación de profesionales y ejecutivos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba