Otras noticias

Cuatro mitos comunes sobre tu nuevo vehículo

Ford explica la verdad sobre algunos de los mitos más populares sobre los vehículos nuevos y que generan confusión entre los compradores.

Si compraste un vehículo nuevo de seguro escuchaste muchas recomendaciones y creencias respecto a sus cuidados. Sin embargo, esta sobrecarga de información puede generarte dudas y confusión. A continuación, Ford explica la verdad sobre algunos de los mitos más populares:

1. El aceite negro es malo y debe cambiarse

Si notas que el aceite presenta un ligero oscurecimiento, mantén la calma, esto solo es un indicador de que está limpiando de forma correcta el motor, reduciendo la fricción de las piezas y manteniendo la temperatura adecuada. Sin embargo, el color no guarda relación directa con el desempeño de tu auto. Recuerda que, para evitar cualquier percance, lo recomendable es cumplir con los mantenimientos preventivos de tu vehículo de manera oportuna y en manos de profesionales autorizados.

2. No ir a más de 100 km/h

Existe el mito de que los vehículos nuevos no deben rebasar los 100 km/h hasta alcanzar cierto recorrido. La verdad es que, gracias a los avances tecnológicos y la implementación de componentes de última generación, los vehículos de hoy en día están diseñados para ofrecerte un excelente rendimiento desde el momento que salgas del concesionario. 

3. No debe manejarse en la carretera

En el mismo sentido que el punto anterior, se cree que un vehículo nuevo no está listo para hacer viajes largos por carretera. Lo cierto es que, tanto el motor como la transmisión de cada vehículo están cuidadosamente diseñados para un uso normal desde sus primeros kilómetros, respetando siempre los cuidados generales que el manual del propietario indica. Lo único verdadero en esto es que, si no tienes las destrezas necesarias para conducir, es aconsejable iniciar con rutas cortas hasta alcanzar la experiencia y confianza necesarias por temas de seguridad vial.

4. Encerar el auto daña la pintura

Al contrario de esta afirmación, encerar tu vehículo nuevo con los productos adecuados y el proceso debido, ayuda a proteger la pintura y prevenir que agentes como el sol, la lluvia o el polvo generen desgaste o corrosión. Por ello, es recomendable hacerlo cada tres meses. Además, recuerda que el lavado también debe realizarse con un shampoo especial para autos. Evita usar detergente común ya que puede causar la oxidación de la superficie.

Ahora que tienes mayor claridad sobre la verdad de estas creencias, no te preocupes más y disfruta de salidas y viajes en tu vehículo nuevo; si aún tienes dudas, te recomendamos acudir con un experto para evitar caer en mitos automovilísticos.

18/05/2022
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba