Management

El outplacement y su impacto positivo en la empleabilidad

Este proceso nos ayuda a generar buenos hábitos que coadyuvará a mejorar nuestra empleabilidad. Identificar y comunicar nuestros logros; y además mantenernos en contacto con nuestra red, son algunos de estos hábitos.

El outplacement es un servicio de asesoría especializada de acompañamiento a las personas que se encuentran en proceso de transición laboral y que quieren lograr una reinserción en el mercado. Lo que busca este servicio es que este proceso se realice en las mejores condiciones posibles, y se logre el objetivo trazado por la persona en el menor tiempo posible, según Fernando Miranda, consultor asociado de LHH DBM Perú.

Explica que un programa efectivo de outplacement garantiza mediante consultorías individuales, talleres participativos, y la aplicación de una metodología potente y comprobada, manejar el análisis de las oportunidades que se puede tener en el mercado.

Outplacement consta de una estrategia de comunicación completa

“Consta de una estrategia de comunicación completa, es decir, se trabaja el mensaje de salida, curriculum vitae, LinkedIn, manejo de las redes en general y también un plan para implementar la búsqueda laboral, porque se requiere preparación para las entrevistas, evaluaciones, entre otros. El acompañamiento lo brindan consultores y profesionales con mucha experiencia en el mercado, que asesoran a la persona a lo largo de este proceso”, dijo.

Sin embargo, consideró que el outplacement es más que eso, es un proceso que tiene un impacto positivo en nuestra empleabilidad. “Nos ayuda a definir lo que quiero, lo que busco en esta nueva etapa profesional, a evaluar cómo estamos en el presente, analizar profundamente nuestro potencial, capacidades y competencias. Es un viaje recordando nuestra trayectoria profesional exitosa, estableciendo claramente cuáles son nuestras fortalezas y habilidades, y cómo comunicarlas adecuadamente al mercado”, expresó.

Mejorar nuestra empleabilidad

Además- indicó- este proceso nos ayuda a generar buenos hábitos y prácticas que coadyuvará a mejorar nuestra empleabilidad.  “Se trata de hábitos que nos quedan después de un proceso profesional y bien llevado de outplacement.  Uno de ellos es mantenernos en contacto con nuestra red, actividad que se ejercita mucho en este proceso, y que nos propone el estar conectados con otras personas, el poder estar preocupados, relacionándonos genuinamente para enterarnos cómo están mis contactos y transmitirle también cómo estamos nosotros, es súper importante”, manifestó.

Agregó que otro hábito es poder identificar y comunicar nuestros logros, es algo que se trabaja mucho en el proceso de transición laboral y es un hábito que nos queda para nuestra siguiente etapa profesional.

“Finalmente, el proceso de outplacement deja una huella importante en nuestra carrera profesional, pasa por nosotros estableciendo buenos hábitos que serán de gran ayuda en la nueva etapa profesional”, puntualizó el especialista.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba