Economía y Negocios

Lo que representa Antamina para la economía peruana

Por la suspensión de operaciones de Antamina, el Perú deja de percibir ingresos por entre US$ 13 millones y US$ 14 millones diarios en exportaciones. En el 2020, la minera aportó un promedio de US$ 1,7 millones diarios en impuestos.

Noviembre del 2021. El anuncio de la suspensión de actividades realizado por la minera Antamina, tras la toma de las vías del corredor minero por parte de comuneros de Aquia (Áncash), es un duro golpe para la economía peruana.

“En términos económicos, el 50% del PBI de Áncash lo generan las actividades de Antamina”, dijo Víctor Gobitz, CEO de la empresa, que es la mayor productora de cobre de Perú y controlada por Glencore y BHP Billiton.

Agregó que, además de ello, Antamina genera empleo directo a 10.000 personas. “Son puestos de trabajo que quedan en suspenso, en duda. Además, en el corredor minero donde estamos, en esta área de influencia de las operaciones, hay 100.000 personas que sin duda no pueden transitar de manera normal”, dijo en una entrevista al programa “Punto Final, de Latina TV.

Foto: Antamina.

Por si fuera poco, Gobitz precisó que, por la suspensión de operaciones de Antamina, el Perú deja de percibir ingresos por entre US$ 13 millones y US$ 14 millones diarios en exportaciones. En el 2020, la minera aportó un promedio de US$ 1,7 millones diarios en impuestos.

Con respecto a la producción de Antamina, esta asciende a 1/5 del total del cobre que se extrae en el Perú, además de 1/3 de zinc, 1/6 de plata y 1/16 de molibdeno. Asimismo, produce plomo y otros metales.

Antamina: “Nada es más importante que la tranquilidad y seguridad de las personas”.

El pasado 31 de octubre, la empresa minera anunció la suspensión de sus operaciones a través de un comunicado en el que señaló que “para Antamina la seguridad, vida y salud de las personas son asuntos de suma importancia. Creemos que no existen garantías para desarrollar nuestras labores productivas o para seguir trabajando en los proyectos y obras por el desarrollo en nuestra área de influencia operativa”.

“Durante los últimos días hemos apelado al diálogo y la búsqueda de entendimiento. Hemos manifestado nuestra disposición a escuchar, atender inquietudes y contestar consultas. Hemos tendido la mano en busca de acuerdos y nos han respondido con falsos señalamientos. Más preocupante aún, hemos sido objeto de acciones violentas y recibido veladas amenazas de generar más violencia; todo esto mientras se anuncian supuestas ‘alianzas’ entre malos dirigentes para seguir generando alteraciones de la paz social”, señala el comunicado.

“No queremos esperar a que ocurran hechos que pongan en riesgo la integridad física de nadie. Tampoco que se registren incursiones que afecten los bienes de terceros o nuestras instalaciones. Se trata de riesgos que sentimos latentes y que configuran infracciones de orden penal intolerables en un Estado de Derecho, tales como delitos contra la seguridad pública en las modalidades de peligro común, mediante incendio y de entorpecimiento de vías de comunicación y delitos contra la tranquilidad pública, en la modalidad de disturbios”, agregó.

Finalmente, Antamina resaltó que el país no necesita de violencia, sino seguir avanzando.  “Pensamos que es necesario que el Gobierno y sus autoridades actúen para restablecer el orden y las condiciones necesarias para volver a esa dinámica de diálogo y entendimiento que es la que siempre permitió el impulso de obras y proyectos para el desarrollo en Ancash durante los últimos 20 años. Mientras estas condiciones no se alcancen, no podemos seguir operando. La seguridad, la vida y la salud de todos, sin excepción, es lo más importante para Antamina”, puntualizó la empresa minera.

Protestas contra operaciones mineras en aumento

Es importante resaltar que desde que el presidente Pedro Castillo asumió el gobierno, las protestas contra las empresas mineras se han extendido por el Perú afectando, además de a Antamina, operaciones de otras mineras como Las Bambas, de la china MMG; Constancia, de Hudbay Minerals; y Antapaccay, de Glencore. Estas operaciones, junto con Antamina, significan el 40% de la producción de cobre en el Perú, país que es el segundo mayor productor mundial de este metal,

Para diversos expertos, las protestas subrayan las expectativas que el presidente Pedro Castillo generó durante su campaña en los residentes cercanos a las regiones mineras, a quienes se les dijo que “aún no se benefician de la explotación de los recursos naturales del Perú”.

Mostrar más

Fernando Chevarría

Director de EYNG - Estrategias y Negocios. Comunicador con más de 20 años de experiencia en medios líderes como RPP, El Comercio y Canal N, en el Perú; y El Economista (España). Fue director de la edición internacional de América Economía. Posee una especialización en Periodismo Económico Financiero por la Universidad de Columbia (Nueva York) y un MBA por la Universidad de Barcelona (España). Es experto en comunicación estratégica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba