Economía y Negocios

Xiaomi apuesta por el negocio de los vehículos eléctricos

Septiembre del 2021. Xiaomi Automobile es el nombre de nueva unidad del gigante chino de telefonía y electrodomésticos Xiaomi que se encargará de producir próximamente vehículos eléctricos, un mercado al que los expertos auguran un futuro prometedor dado el impulso que la comunidad internacional le viene dando desde hace años para la lucha contra la contaminación ambiental. Incluso ya varios países han aprobado legislaciones en pos de reducir e incluso eliminar los vehículos que utilizan diésel o gasolina.

Así, tras varios meses de rumores sobre su incursión en este negocio, la compañía informó que Xiaomi Automobile ya cuenta con un equipo de casi 300 trabajadores y un capital inicial de 10.000 millones de yuanes (unos US$ 1.550 millones), aunque no reveló cuál será su estrategia, plazos de producción o los tipos de vehículos que lanzará.

“Xiaomi tiene como objetivo ofrecer vehículos eléctricos inteligentes de alta calidad a sus usuarios en todo el mundo para disfrutar de una vida inteligente ubicua”, anunció la compañía a través de un comunicado. Asimismo, la compañía se comprometió a invertir unos US$ 10.000 millones en sus primeros diez años, aunque no dio más detalle.

Cabe señalar que Lei Jun, fundador, presidente y CEO de Xiaomi, será también el máximo responsable de su división de automóviles.

Tras el anuncio, corrieron los rumores en el mercado automotriz global que apuntan a que Xiaomi busca un socio con experiencia en el mercado automotriz para su nuevo negocio. Algunos de ellos afirman que Great Wall Motors ofrecería consultoría al equipo de ingeniería de Xiaomi para la creación de sus vehículos eléctricos; y que compañía china está interesada en comprar Saab para acelerar sus planes. También se habla de conversaciones con los fabricantes de vehículos BYD y SAIC.

De smartphones a vehículos eléctricos

La historia de Xiaomi es corta pero exitosa. Inició sus operaciones en 2011 con el lanzamiento de su primer dispositivo móvil. Desde ahí, se especializó en fabricar smartphones de alta calidad, pero precios muy por debajo del de sus competidores globales como Apple y Samsung.

Así, en el 2014 se convirtió en el fabricante de smartphones más grande de China y en el 2018 se ubicó en el cuarto lugar a nivel mundial. Solo tres años después, en julio del 2021, se convirtió en el mayor fabricante mundial, según Canalys.

No obstante, Xiaomi no solo produce smartphones con características de alta gama a precios muy competitivos. En los últimos años se ha diversificado con éxito en el mercado de electrodomésticos y dispositivos OIT. Incluso brinda servicios de cloud computing. Ahora, tras haber derrotado a Samsung y Apple en el mercado de dispositivos móviles, todo indica que busca hacer lo propio con los jugadores del mercado de vehículos eléctricos inteligentes como Tesla. El tiempo dirá si lo logra.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba