EntrevistasSustentabilidad

Eduardo Venegas, de ISM: «Cuidado del medioambiente debe ser una prioridad para todas las empresas»

Eduardo Venegas, jefe de Comunicaciones y Responsabilidad Social de Perú y Chile de Industrias San Miguel (ISM), conversó con EYNG sobre la estrategia de la multilatina peruana en lo que se refiere a sostenibilidad y responsabilidad social, además de cómo han sobrellevado la pandemia desde el punto de vista de la operatividad y el capital humano.

La sostenibilidad se ha erigido en uno de los pilares de una gran cantidad de empresas hoy en día. ¿Por qué ser sostenible es importante desde su punto de vista?

Soy un convencido de que el cuidado del medioambiente debe ser una prioridad para todas las empresas. Sin los recursos que nos provee el planeta, sería muy difícil hacer negocios hoy día. En el caso de ISM, por ejemplo, la calidad del agua es determinante para obtener un buen sabor en nuestras bebidas. Sin este elemento, perderíamos nuestro diferenciador.

Eduardo Venegas, jefe de Comunicaciones y Responsabilidad Social de Perú y Chile de Industrias San Miguel (ISM)

En el Perú, aún falta mucho por hacer, pero cada vez son más las empresas que adoptan las prácticas de sostenibilidad e incluyen dentro de su estrategia de negocio a la sostenibilidad y la responsabilidad social. Mientras más compañías conozcan los beneficios en términos de reputación y generación de valor compartido con las comunidades, serán más las que se sumen. Nosotros optamos por inculcar con el ejemplo, como una empresa peruana con más de 33 años y dimensión internacional.

¿Cuál es la estrategia de ISM en cuanto a sostenibilidad?

Nuestra estrategia parte del core del negocio, así como de nuestro propósito empresarial “Dar todo nuestro espíritu emprendedor para alimentar un futuro próspero”, que se aplica a todos los países donde operamos. Procuramos fomentar el capitalismo consciente, que no solo busca el beneficio económico, sino también el social y medioambiental. De hecho, estamos renovando nuestro plan de sostenibilidad, que cuenta con 5 ejes: cuidado del agua, cuidado de los recursos energéticos, colaboradores y sus familias, generar la menor cantidad de residuos o canalizarlos, y el trabajo con las comunidades para la creación de una cultura sostenible.

«Nuestra motivación es hacer de ISM una organización que trascienda en el tiempo por sus prácticas innovadoras y sostenibles, así como llevar a cabo una estrecha relación con su entorno».

ISM acaba de firmar un Acuerdo de Producción Limpia (APL) con el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Ministerio de Producción (Produce). ¿A qué se comprometen con este acuerdo?

El Acuerdo de Producción Limpia fue firmado por la Gerente General de ISM, Cintya Añaños Alcázar, a finales de junio de este año con el Ministerio del Ambiente y de Producción. Somos la empresa número 18 en asumir compromisos en materia de gestión de recursos sólidos.

Nuestra motivación es hacer de Industrias San Miguel una organización que trascienda en el tiempo por sus prácticas operativas innovadoras y sostenibles, así como llevar a cabo una estrecha relación con su entorno basados en agendas comunes socioambientales.

ISM ha firmado siete compromisos que están involucrados en el ecodiseño de envases PET, innovación en las etapas de embalaje y empaquetado de productos, capacitaciones a clientes y colaboradores, campañas de sensibilización y alianzas con gobiernos locales.

¿En qué nivel se encuentran respecto de los compromisos que implica el APL y qué acciones tomarán para cumplirlos?

Desde hace varios años Industrias San Miguel ha iniciado el camino de la circularidad. Es decir, de contar con operaciones que constantemente optimicen el uso de recursos naturales y de insumos, así como de promover su reutilización y/o transformación en otros materiales.

En ese marco, el Acuerdo de Producción Limpia fortalece nuestra gestión al asumir compromisos con el medioambiente y el país en materia de prevención, minimización y valorización de residuos sólidos generados a partir de nuestras operaciones.

El Acuerdo de Producción Limpia será el medio para que Industrias San Miguel genere un entorno motivado a participar activamente en la valorización de los residuos sólidos y su progresiva reducción, sea en el interior de la compañía o en las comunidades aledañas.

Esto a partir de agendas comunes con nuestros diferentes públicos interesados que involucre proyectos con metas claras, participativas y cuya práctica sea amigable. Son siete grandes compromisos que buscan, principalmente, la sostenibilidad a partir de la economía circular y la reducción de residuos.

«Trabajamos en reducir nuestra huella hídrica y huella de carbono a través de acciones como ser eficientes en el empaque de nuestros productos». 

 ¿Qué programas de ISM puede destacar en cuanto a sostenibilidad?

 Estamos convencidos de que es necesario y posible hacer negocio siendo amigables con el planeta. En ese sentido, aplicamos la economía circular en las distintas áreas de la compañía, formando una cadena de valor. Por ejemplo, está la creación de envases con menor gramaje como en el caso de las botellas de Cielo, Loa y Kris. Fue una gran inversión, pero valió la pena.

También trabajamos en reducir nuestra huella hídrica y huella de carbono, a través de acciones como ser eficientes en el empaque de nuestros productos. Externamente, trabajamos en la concientización de las comunidades en las que tenemos impacto a través de diferentes programas.

Otro proyecto que vale la pena tener presente, es el concurso Arte Vecinal Sostenible, el mismo que tuvo como objetivo promover la reutilización de materiales mediante la construcción de instrumentos musicales en base a estos.

¿Cómo trabajan la sostenibilidad a nivel transversal en la organización? Es decir en el aspecto de inculcar en el chip de sus colaboradores el hecho de que la sostenibilidad es indispensable hoy en día

Siempre procuramos inculcar la importancia del cuidado del medio ambiente a todos nuestros colaboradores y en las comunidades donde intervenimos. Al interiorizar este valor, podrán aplicar y vivir un estilo de vida que contemple prácticas como el reciclaje y la categorización de desechos. El propósito empresarial es crucial en este aprendizaje. De hecho, este no se impuso desde arriba, sino que llegamos a él junto a los colaboradores. A partir de encuestas, identificamos qué significaba para ellos ISM.

Buscamos que nuestros colaboradores, durante su tiempo en la compañía, se capaciten y se desarrollen profesionalmente. Así, al salir, tendrán nuevas habilidades y habrán podido desarrollar su potencial. 

¿Cuál es el principal reto que ISM asume al momento de plantear su estrategia de sostenibilidad empresarial, y qué sectores o puntos consideran imprescindibles en la consecución de ese reto?

El principal reto es que la estrategia de sostenibilidad y el propósito empresarial se aplique a nivel corporativo. Todas las operaciones de ISM alrededor del mundo obedecen y deben cumplir este propósito.

Por ejemplo, tenemos alianzas con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional para el desarrollo de proyectos en República Dominicana y queremos generar proyectos de Responsabilidad Social en Haití, donde ya realizamos operaciones desde el año pasado. En Brasil, eso se demuestra en las diferentes donaciones, el cuidado hídrico y energético y el trabajo con las comunidades aledañas en materias de salubridad.

Respecto a los sectores que se consideran imprescindibles creo que es el trabajar de la mano con los principales stakeholders, conocer sus intereses y, a partir de allí, trabajar en una estrategia de sostenibilidad alineada al core del negocio y sus expectativas.

Pasemos a la reputación. ¿Cuáles son las claves de una buena gestión de la reputación en esta era de la nueva normalidad?

ISM siempre ha trabajado de la mano con sus principales stakeholders, en especial sus colaboradores y con las comunidades aledañas a nuestras operaciones. Este sentido de cercanía es clave a la hora de gestionar los temas de responsabilidad social que van a terminar impactando en la reputación de la compañía. Creemos que otro factor importante fue la verbalización de nuestro propósito corporativo el año pasado. Seguir impulsando un modelo de triple impacto que abarque lo económico, social y medioambiental será vital para la construcción de reputación en la nueva normalidad.

«La pandemia, que ha sido un gran reto para todos, nos permitió desarrollarnos de manera exponencial en términos de digitalización a nivel de compañía».

Hablemos de la pandemia. ¿Cómo ha afrontado ISM el embate de la COVID-19 de cara al manejo de los proveedores y protocolos sanitarios?

El Covid-19 ha sido un gran reto para todos, en general, pero nos ha permitido desarrollarnos de manera exponencial en términos de digitalización a nivel de la compañía. A partir de ello, hemos desarrollado varios proyectos para mantenernos más cerca con nuestros principales proveedores y socios estratégicos como las bodegas, las distribuidoras y el consumidor final. Además, hemos implementado el pago con Yape y lanzamos un aplicativo llamado Delivery Go, que permite estar mucho más cerca con las bodegas.

¿Cómo han trabajado desde el área de RR.HH. para que los colaboradores sobrelleven esta nueva forma de trabajar tanto en el ámbito psicológico como en el productivo?

Al respecto, uno de los valores que forma parte de la cultura de ISM es el de fomentar el liderazgo con cercanía. En ese sentido, promovemos que nuestros líderes acompañen a los colaboradores en sus funciones. El Covid-19 es un desafío para todos y hemos generado una serie de comunicaciones y programas para nuestros colaboradores que van desde temas de cuidados y entretenimiento, hasta acompañamiento psicológico, desarrollo y fortalecimiento de sus habilidades de liderazgo.

«Gran parte de nuestro portafolio ya está libre de octógonos y seguimos impulsando nuevos lanzamientos y reformulaciones que vayan en ese camino»

En los últimos años la industria de bebidas ha trabajado mucho en el tema de disminución de azúcares en sus productos y en promover un menor consumo de bebidas azucaradas. ¿Cómo han avanzado en ISM en este aspecto?

Nosotros estamos acordes a las tendencias y trabajamos para ofrecer bebidas de calidad que ayuden a alargar la vida de nuestros consumidores. En ese sentido, la gran parte de nuestro portafolio ya está libre de octógonos y seguimos impulsando nuevos lanzamientos y reformulaciones que vayan en ese camino. El lanzamiento de COOL va en esa línea, al ser la primera bebida gasificada con ingredientes naturales, libre de octógonos y cafeína.

Finalmente, cuéntanos sobre los planes y metas de la empresa para este año en el país.

 Una meta muy anhelada era la firma del APL, lo cual logramos recientemente. Este acuerdo marca una hoja de ruta interesante, ya que implica una serie de compromisos como la inversión en tecnología para reducir el uso de agua y energía. Queremos continuar impulsando programas como Mejorando mi Bodega y otros proyectos de capacitación con diferentes actores sociales como periodistas y estudiantes de Comunicación.

Estamos muy felices de haber obtenido nuestro primer Distintivo de Empresa Socialmente Responsable. Además, hemos ingresado al Programa de Huella Hídrica que impulsa la Autoridad Nacional del Agua para la obtención del Certificado Azul. Por segundo año consecutivo se ha elaborado nuestro Reporte Corporativo de Sostenibilidad, que nos ayuda a identificar oportunidades de mejora y fortalecer nuestros programas internos y externos. Por último, seguimos impulsando acciones socioambientales con aliados privados y públicos en diversas ciudades del país.

Estas metas están alineadas con nuestro plan corporativo, que destaca tres Objetivos de Desarrollo Sostenible: producción y consumo responsable, alianzas e instituciones sólidas y empresas e inversiones con infraestructura y calidad.

Mostrar más

Fernando Chevarría

Director de EYNG - Estrategias y Negocios. Comunicador con más de 20 años de experiencia en medios líderes como RPP, El Comercio y Canal N, en el Perú; y El Economista (España). Fue director de la edición internacional de América Economía. Posee una especialización en Periodismo Económico Financiero por la Universidad de Columbia (Nueva York) y un MBA por la Universidad de Barcelona (España). Es experto en comunicación estratégica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba