Columnas

Energía: Cuando nos tapamos un ojo para hacer regulación

La naturaleza es sabia y nos dio dos ojos para poder tener una percepción panorámica de la realidad y de nuestro entorno. Taparnos un ojo y pretender tener una perspectiva integral es imposible y es justo esto lo que está haciendo nuestro regulador de la energía (Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería – Osinergmin).

Precios de los combustibles para la generación eléctrica

Estamos a puertas de la emisión y aprobación de la modificatoria al procedimiento de declaración del precio de los combustibles para la generación eléctrica (Procedimiento Técnico COES No. 31) por parte del regulador y la prepublicación de este fue ampliamente comentada por los distintos operadores del sector eléctrico y del gas natural. Sí, como lo leen, “del gas natural” también.

Los mercados eléctricos y de gas natural están vinculados, existiendo desde los orígenes del último sinergias ineludibles. El gas natural se desarrolló para buscar eficiencias en el precio de la energía y buscar con este escenario una demanda ancla que permita su masificación a todos los usuarios y en todos los rincones de nuestro país.

Un elemento central para la exitosa implementación de esta sinergia se dio con la implementación, por parte del Estado, de mecanismos contractuales de largo plazo bajo condiciones de firmeza (take or pay o ship or pay) con los generadores, para asegurar la demanda y los ingresos de los operadores de la cadena logística del gas natural. Esto significa que los generadores están obligados a pagar por el suministro, transporte y distribución de gas independientemente de si finalmente lo consumen o no.

«Implementar modificaciones en el sector eléctrico, sin considerar lo que puede pasar en el sector gas natural pensando que no pasará nada es una falacia y una mala forma de hacer regulación de calidad».

Energía: Hay que tomar en cuenta al sector del gas natural

Implementar modificaciones en el sector eléctrico sin considerar lo que puede pasar en el sector del gas natural o, peor aún, pensando que no pasará nada fuera de dicho sector, en los usuarios o en la estabilidad del largo plazo, no solo es una falacia, es también una muy mal forma de hacer regulación de calidad.

Regular sin contemplar los aspectos en el sector gas natural y generar cambios en aspecto centrales de dicha sinergia, como lo es el origen que generó los mecanismos de contratación aplicables, es introducir un factor de riesgo innecesario en el peor momento por el que transcurre nuestro país, no solo para los inversionistas sino también para los usuarios.

«El Estado debe velar no solo por los usuarios, sino también por los inversionistas que confían en él. Debemos tener y buscar políticas energéticas estables y de largo plazo».

Es difícil, por no decir imposible, concentrarse en la masificación cuando recibes de parte del Estado señales contradictorias. Por un lado, celebras el inicio del uso del Fondo de Inclusión Social Energético en instalaciones internas al norte del país y la posibilidad de que este sirva para ser utilizado en la construcción de redes de distribución (en zonas sin viabilidad económica) y por el otro le prendes velas a todos los santos para que no te cambien las condiciones que pueden afectar la demanda, que tanto se necesita para tener competitividad y tarifas bajas.

Señores, el Estado es uno solo y debe velar, no solo por los usuarios, sino también por los inversionistas que confían en él. Debemos tener y buscar políticas energéticas estables y de largo plazo, tener el desarrollo por bandera y ambos ojos bien abiertos para observar y entender las señales que nos da la realidad.

Mostrar más

Amadeo Arrarte

Amadeo M. Arrarte Arisnabarreta, Socio de Calden Consultoría y especialista en gas natural y energía.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba