ManagementOtras noticias
Tendencia

Cuatro prácticas laborales para cuidar la salud mental

Abril del 2021. Cada 28 de abril, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aprovecha el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, para sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en el entorno laboral. Y, en la actual pandemia de la COVID-19, se ha puesto en agenda un nuevo reto para las organizaciones: la salud mental. De acuerdo con el estudio global realizado por Qualtricps y SAP durante el 2020, el 67% de personas percibieron un incremento en los niveles de estrés, 57% mayor ansiedad y 53% mayor agotamiento emocional.

“En Siemens a nivel global, hemos definido como uno de los principales riesgos por gestionar en la salud de nuestros colaboradores, al riesgo psicosocial. La combinación de estrés o miedo por temor al contagio, sumado a las exigencias de la vida familiar y laboral, han impactado en la salud mental de los colaboradores, por lo que resulta necesario fortalecer la gestión de los riesgos psicosociales asociados al teletrabajo”, destacó José Mazuelos, gerente de EHS de Siemens Perú & Ecuador.

Salud mental: recomendaciones para prevenir y reducir impacto de problemas emocionales en el trabajo

En ese sentido, Mazuelos destaca que, para prevenir y reducir el impacto de los problemas emocionales en el entorno de trabajo, las empresas pueden seguir las siguientes recomendaciones:

1. Promover espacios de apoyo y escucha activa

Organizar encuentros en línea con grupos de expertos o talleres que permitan a las personas expresar cómo se sienten a nivel emocional, será de gran utilidad para reconocer a aquellos colaboradores que requieren de ayuda personalizada o de alguna necesidad puntual en donde la empresa pueda contribuir.

2. Fortalecer la empatía en sus líderes

Motivar a quienes lideran los equipos de la empresa permitirá que estos no solo cumplan la función de acompañamiento a las personas que tienen a su cargo, sino que serán capaces de generar redes de apoyo, en la que entre todos se puedan sentir acompañados y fortalecidos. La flexibilidad y confianza son la clave de una buena estrategia de organización y planificación, para cumplir tanto con las obligaciones laborales, personales y familiares; generando un balance el hogar y el trabajo.

3. Compartir contenidos inspiradores

Promover el autocuidado de la salud mental de las personas que forman parte de la empresa es fundamental. En el entorno online también es posible fomentar una cultura de comunicación abierta sobre salud mental y bienestar para que los colaboradores tengan la apertura de hablar sobre el estrés laboral con sus equipos de trabajo. Las herramientas digitales permiten desarrollar además de charlas y conferencias, celebraciones de fechas importantes, reconocimientos, entretenimiento en casa, cocina saludable y más.

4. Mantener la práctica

En esta nueva normalidad del teletrabajo, el cuidado de la salud mental será uno de los frentes de mayor importancia para las empresas, por lo que no debe ser abordado sólo cuando las personas manifiestan sus problemas, sino de manera permanente y proactiva por parte de la empresa. Una herramienta de ayuda son los monitoreos psicosociales que debemos realizar por Ley en nuestras empresas, lo cual permitirá identificar mejor las necesidad y brechas por trabajar, en los diferentes niveles de la organización.

“Esta coyuntura ha impuesto un nuevo reto para todos: afrontar con agilidad emocional los cambios permanentes. La salud mental limita o potencia el desempeño de las personas, por ello para evitar situaciones de ausentismo o deterioro de la productividad, es necesario proporcionar primeros auxilios psicológicos y atención de salud mental centrados en la prevención”, finalizó Mazuelos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba