ColumnasManagement

La importancia de las comunicaciones en las culturas organizacionales inclusivas

8 de marzo del 2021.- Diversidad e Inclusión, dos términos relevantes hoy más que nunca; y parte de la estrategia de recursos humanos de la mayoría de las organizaciones. Diversidad, en el contexto laboral, son todos los profesionales en la empresa sin importar su edad, género, raza, cultura, orientación sexual, etnia, necesidades especiales; y la Inclusión se da por las prácticas y políticas que implementa la empresa para abrazar esa diversidad a través del respeto, reconocimiento y valoración a todas esas personas que integran la empresa, de forma que ellas puedan sentirse libres y seguras dentro del entorno laboral.

Ante esta realidad, ¿cómo debe comunicar la empresa sus acciones en pro de la inclusión? Entendiendo que la comunicación es una herramienta clave para generar inclusión, ésta debe ser gestionada con un enfoque estratégico, y ello pasa por tener siempre presentes una serie de principios ineludibles.

En una comunicación que busca generar impacto entre sus  stakeholders, debe primar la transparencia y la coherencia. Además, se requiere consistencia, y para ello es crítica la alineación desde la dirección  de la organización de los mensajes con las acciones. Que los hechos hablen tan fuerte como nuestras palabras.  Adicionalmente, saber conectar y escuchar son dos pilares fundamentales.

Se debe entender que en una organización tenemos diversos públicos y debemos comprender cómo llegar a cada uno de ellos, con un enfoque omnicanal, adaptando nuestros mensajes a cada público y formato. Por otro lado, es clave saber escoger tiempos, es decir, ser oportunos, pues la trascendencia limitada de la información en espacios digitales, a menudo, nos gana.

Comunicación y culturas inclusivas

Inseparables e interdependientes, la comunicación es un elemento fundamental para  la transmisión de una cultura. La cultura necesita de la comunicación para propagarse, reforzarse, consolidarse, para renovarse, para generar cambios y para generar espacios inclusivos.

Todo y todos comunican, nuestras acciones, actividades, políticas, directivos, conversación formal o informal, colaboradores, clientes, proveedores, crisis. Perdemos grandes oportunidades de generar engagement si no gestionamos nuestras comunicaciones. No se trata de ser controladores, sino todo lo contrario, se trata de generar espacios más participativos y humanos.

La Cultura Corporativa inclusiva se crea.  Quiera o no quiera la empresa, en las organizaciones, como en cualquier grupo humano, se generan culturas de manera orgánica. De la empresa depende cómo influir y direccionarla a través de la comunicación.  En ese sentido, la comunicación es la herramienta estratégica y fundamental para construir y consolidar culturas.

Por ello para crear culturas inclusivas, tomemos en cuenta estos aspectos en la gestión:

  • Conoce a tu audiencia: segmentar los públicos internos
  • Conectar con transparencia
  • Manejar indicadores de éxito
  • Multiformatos y multicanales
  • Escuchar permanente, comunicación doble vía.
  • Comunicación participativa y humana
  • Asegurándote que tu cultura llegue en cada contacto con tus trabajadores. Abrir tu comunicación es abrir paso a culturas inclusivas y sostenibles.

La ruta sostenible

Adicionalmente a los principios mencionados, para lograr impulsar culturas corporativas inclusivas, debemos, como empresas, alinear nuestras estrategias de sostenibilidad a nuestra labor de comunicación, buscando encajar nuestra ruta a los ODS (Objetivos del Desarrollo Sostenible).

No es realista pensar que cada organización pueda y deba trabajar hacia los 17 ODS. Sin embargo, lo cierto es que aquellos ODS que se relacionan con igualdad de género (ODS 5), reducción de las desigualdades (ODS 10) son transversales a todas las industrias, y en ello debe enfocarse nuestra labor como organización.

Pero más allá de lo comentado en este artículo, la pregunta que debemos hacernos es ¿qué falta? Por un lado, tenemos empresas fortaleciendo sus políticas, compromisos y objetivos. Por otro, los Estados impulsando agendas hacia una mayor igualdad. Sin embargo, es posible y necesario ir un paso más allá, mediante una labor conjunta que visibilice, mediante la comunicación, los costos de oportunidad que se pierden a causa de  las brechas de género. De ello depende que podamos involucrar a  a todos los stakeholders y poder avanzar.  

En este sentido, es interesante como en España se ha logrado impulsar ClosinGap, iniciativa que actúa como clúster de referencia en estrecha colaboración entre los sectores público y privado. Conformado por 12 grandes empresas, entre las que se incluyen empresas como Merck, Mapfre, PwC, Kreab o Repsol, estudia las principales brechas de género que persisten en la sociedad con el objetivo de cuantificar qué repercusión tienen para la economía del país, así como las causas detrás de dichas brechas.

Asimismo, la iniciativa ha desarrollado el Índice ClosingGap, el primer índice que permite cuantificar el impacto económico de la desigualdad de género, y seguir su evolución año a año, para poder -en dicho país- impulsar medidas y acciones desde el ámbito privado y público en favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Gracias a este índice publicado este mes de marzo, se ha podido estimar que el cierre de las brechas de género en España sumaría cerca de 231.000M€ a su PBI cada año. Eso quiere decir que su PBI crecería en un 18.5% y se crearían más de 3 millones de puestos de trabajo.  Una interesante práctica que podría replicarse en nuestro país para evidenciar las pérdidas económicas a las que nos llevan las desigualdades.

Mostrar más

Gianina Guerra

Administradora de Empresas, con más de 15 años de experiencia en empresas internacionales y locales, con amplia experiencia en comunicación corporativa, relaciones públicas, relaciones institucionales, reputación y sostenibilidad. Así como, experiencia en cultura, gestión de crisis y gestión de cambio organizacional. Desarrollo de proyectos diversos enfocados en el empoderamiento femenino, desarrollo de microempresarios, educación e inclusión financiera y generación de alianzas estratégicas. Cuenta con amplia experiencia en el sector corporativo, fue Vice Presidente de Relaciones Públicas y Comunicaciones en Citibank, lideró comunicaciones, gestión cambio en Sura y la Gerencia de Relaciones Institucionales y Comunicaciones en Delosi. Es mentora en Laboratoria y actualmente brinda asesorías en Comunicación Corporativa, Sostenibilidad y Relaciones Públicas como Directora Asociada a la firma Kreab.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba