LifestyleOtras noticias

Cómo estar más fuerte, más saludable y en mejor forma

Debido a la pandemia mundial, muchas personas nos refugiamos en casa y pasamos más tiempo en familia. Hornear se convirtió en un pasatiempo y se vieron limitadas las posibilidades de hacer deporte en un gimnasio o como lo hacíamos antes. Por todo esto, muchos de nosotros subimos de peso y nos alejamos de las metas de salud porque nuestras prioridades cambiaron. La buena salud es una combinación de salud física y mental, fortalecida en gran medida por la nutrición y la actividad física, el correcto descanso y las relaciones interpersonales.

En ese sentido, Kent Bradley, director de Salud y Nutrición de Herbalife Nutrition brinda recomendaciones para realizar pequeños ajustes al estilo de vida y prepararnos para cualquier desafío futuro.

Que los alimentos sean el combustible

La mayoría de las personas sabe que una alimentación saludable nos ayuda a mantener un peso saludable. Sin embargo, a menudo se subestiman los beneficios adicionales de una dieta balanceada. Un plan de alimentación que aporte una buena nutrición significa obtener los nutrientes, vitaminas y minerales -además de los macronutrientes- necesarios para permitir el funcionamiento óptimo del cuerpo. Esto ofrece múltiples ventajas, desde mejorar el bienestar emocional y mantener los sistemas del organismo hasta reducir las fuentes de alimentos que aumentan el colesterol malo, fatal para el corazón.

Foco en el bienestar general

Si bien una alimentación saludable es indispensable, también es importante tener un estilo de vida equilibrado. Para el bienestar general, armen una rutina diaria que incluya nutrición, ejercicio físico, descanso y pausas mentales. Consideren una dieta rica en nutrientes, y recuerden que la hidratación también es un aspecto importante. Asimismo, el ejercicio físico puede ayudarlos a mejorar la calidad de su descanso.

La salud mental también influye en nuestro bienestar: el estrés es un factor determinante en los cuadros clínicos, desde la enfermedad cardíaca hasta la obesidad. Según WebMD, 75% – 90% de las consultas médicas son por enfermedades y dolencias relacionadas con el estrés. Existen nuevas apps maravillosas, como Headspace y Calm, que pueden ayudarlos a controlar varios escenarios que generan estrés.  Recuerden que, si ya experimentan estos u otros cuadros médicos, deben buscar a un profesional de la salud que los ayude.

Estar conectados

Las consecuencias del aislamiento social se vieron reflejadas en índices más altos de depresión. Múltiples estudios demostraron que las relaciones sociales «pueden reducir la ansiedad y la depresión, ayudarnos a regular nuestras emociones, aumentar la autoestima y empatía y mejorar nuestro sistema inmunológico». Si bien el comienzo de 2021 trae nuevos desafíos en este sentido, intenten hablar por teléfono más seguido, escribir cartas y planificar encuentros y vacaciones para más adelante. 

Dediquen tiempo a las actividades que disfrutan o descubran nuevas actividades

Participar en actividades que disfrutamos estimula nuestro cerebro y aprender algo nuevo tiene un impacto en la salud general de nuestro cerebro. Quizás no sea fácil encontrar tiempo para hacer algo que queremos, pero darle prioridad es muy beneficioso para nosotros. Por eso, hagan jardinería, sean voluntarios en una causa noble, tomen una clase de baile en el verano o aprendan otro idioma. Mantengan la mente ocupada y encuentren pasatiempos que lo protejan contra el estrés.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba