Sustentabilidad
Tendencia

Transporte público cero emisiones en Latinoamérica

Los gobiernos de Latinoamérica están apostando por un transporte público cero emisiones.

De acuerdo con un estudio publicado en The Guardian, la exposición a la contaminación atmosférica puede aumentar las infecciones y complicaciones por Covid-19 en un 10 %, así como las muertes en un 15%. En este sentido, con o sin pandemia los gobiernos de Latinoamérica siguen la tendencia en movilidad urbana de desplazarse hacia tecnologías cero emisiones, traduciéndose en la implementación de flotillas de transporte público eléctrico. «La tendencia mundial para el uso de vehículos eléctricos es irreversible», explicó Derek Hall, fundador y CEO de eZERO, empresa mexicana dedicada a la comercialización de vehículos utilitarios eléctricos.

El 25 de septiembre de 2020 comenzó a operar el primer autobús eléctrico del Metrobús de la Ciudad de México, con el fin de apoyar en la reducción de gases de efecto invernadero y contaminantes.

Asimismo, datos del gobierno de la Ciudad de México afirman que el transporte público y de carga son responsables de más de la mitad de las emisiones contaminantes en el Valle de México. Por ello, el éxito en la gestión del cambio climático en Latinoamérica dependerá de las estrategias y políticas que se establezcan en materia de movilidad y transporte; «Si se quiere impulsar una política hacia la sostenibilidad, es clave contemplar la descarbonización del sector transporte» indica Hall. «En este camino [hacia la descarbonización] será necesario cuidar los estándares de movilidad eléctrica para garantizar que promueva una reducción general de su impacto».

Las acciones en México

A mediados del año 2019, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX presentó el Plan de reducción de emisiones del sector movilidad en la Ciudad de México, el cual tiene por ejes reducir los viajes más contaminantes, cambiar a viajes más sostenibles, y mejorar la tecnología existente para reducir emisiones. Como objetivo específico, con este plan se busca reducir en 30% las emisiones de contaminantes criterio de fuentes móviles para 2024.

Como parte de los esfuerzos del gobierno capitalino de mantener un transporte cero emisiones, la jefa de Gobierno tiene planeada una inversión de 100 mil millones de pesos para proyectos de transporte público eléctrico. Bajo esta línea, en septiembre de 2020 presentó las nuevas unidades del Trolebús que, según Guillermo Calderón, director general de Servicios de Transportes Eléctricos, posicionan a México en la vanguardia en materia de movilidad, pues representan un transporte «limpio» y con nueva tecnología.

«Los vehículos eléctricos representan una alternativa que puede contribuir a la transición para un futuro más sostenible. El mercado mexicano en materia de electromovilidad está reaccionando rápidamente, todo el mundo quiere saber al respecto, pero aún hay mucho desconocimiento de cómo sí es posible electrificar flotillas», explica Hall.

De igual manera, el 25 de septiembre de 2020 comenzó a operar el primer autobús eléctrico del Metrobús de la Ciudad de México, con el fin de apoyar en la reducción de gases de efecto invernadero y contaminantes. Como parte del plan de movilidad integrada, se planea tener otras nueve unidades eléctricas para finales de 2020.

Chile y colombia también avanzan

Por otro lado, México no fue el único ni el primero en apostar por un transporte público eléctrico. Desde diciembre de 2018, Chile se convirtió en el primer país de América Latina en tener una flota de autobuses eléctricos circulando en la ciudad de Santiago de Chile. El Ministerio de Energía chileno informó, actualmente su plataforma de electromovilidad la integran autobuses, vehículos de arriendo, bus interurbano, taxis ejecutivos, camionetas en flota operativa, usuarios particulares, camiones de reparto, entre otros.

Colombia, por su parte, ha tenido un significativo avance en electromovilidad. En su flotilla de transporte público cuenta con taxis y autobuses eléctricos en las ciudades de Bogotá y Medellín. En este sentido, en agosto de 2019 se anunció la entrada de una flota de 64 autobuses eléctricos para ingresar al sistema BRP. De igual manera, la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos) de Colombia informó, entre enero y agosto de 2020 se comercializaron alrededor de 2 mil 521 vehículos eléctricos e híbridos en el país, cifra superior a la registrada en el mismo lapso en 2018.

Sin lugar a dudas, Latinoamérica está apostando por la implementación de flotillas de transporte público más «limpio» y sostenible en función de «mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones para cumplir con las metas en la mitigación del cambio climático», explicó el fundador de eZERO.

 

Fuente: Mypress
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba